Síguenos en:

Se realizó el Primer Coloquio “Investigaciones y experiencias en evaluación y promoción de pensamiento crítico”

En la instancia expusieron expertos de diversas universidades respecto al desarrollo del pensamiento crítico.

DSC_0391El primero en exponer fue Jorge Valenzuela de Centros de Estudios Avanzados de Playa Ancha sobre la importancia del factor motivación en el pensamiento crítico. Explicó de qué manera los programas de intervención que se diseñan para desarrollar habilidades de pensamiento crítico deben tener en cuenta las variables que permiten que los estudiantes se involucren o perciban un sentido o vean la utilidad de usar estrategias de pensamiento crítico en sus actividades académicas.

Según el director de CEAR y académico de la Universidad Diego Portales, Claudio Fuentes Bravo, un acuerdo importante del coloquio fue la necesidad de conformar una Red de Investigadores de Pensamiento Crítico que en principio estaría conformada por los académicos presentes más otros colegas de distintas universidades chilenas, para difundir el conocimiento generado en nuestro país en este tema, organizar instancias colaborativas de perfeccionamiento y difusión y para contribuir a mejorar programas, iniciativas y proyectos en el ámbito del desarrollo de habilidades de pensamiento crítico en todos los niveles educativos en nuestro país.

DSC_0408El Doctor Oscar Tamayo, tuvo una importante intervención vía online en la que abordó algunos límites y tensiones entre la formación y el pensamiento crítico en dominios específicos del conocimiento. Presentó también resultados de investigación sobre la expresión del pensamiento crítico en niños, niñas y maestros y maestras de educación básica primaria de 56 instituciones públicas de la ciudad de Manizales, en el campo de las ciencias naturales.

Un primer problema es la multiplicidad de concepciones acerca del pensamiento crítico y las dificultades que esto acarrea. El Doctor Tamayo mostró en su presentación diferentes tradiciones del pensamiento crítico. Se constata en la investigación una ausencia importante de procesos que apoyen la formación de los profesores acerca del desarrollo y potenciación del pensamiento crítico en las aulas de clase. Consecuentemente no existe mayor claridad teórica y metodológica acerca de la formación del pensamiento crítico, particularmente en dominios específicos del conocimiento.

Finalmente los expertos concluyeron que se requieren propuestas y programas orientados a articular horizontalmente esfuerzos de diferente naturaleza en función de potenciar el pensamiento crítico en la escuela. En pocas palabras, formar en pensamiento crítico no es solo un desafío de la escuela como institución.